Noticias de psicología clínica en otros medios

Listado de las principales noticias sobre la psicología clínica en otros medios

Esta sección se elabora con diferentes algoritmos que de forma aumática tratan de seleccionar noticias relevantes en medios de comunicación de caracter generalista.

 

En el presente artículo vamos a abordar una realidad muy presente en nuestro día a día. Hablamos de cuando las parejas se separan, algo que en nuestro país, por desgracia, ocurre cada vez más a menudo.

A continuación vamos a profundizar en las causas que pueden motivar que esto suceda, así como a comentar aquellas prácticas que podemos poner en marcha para sobrellevar de la mejor manera posible esta situación.

Lo difícil de estar en pareja

No descubrimos nada si decimos que mantener la llama de una relación de pareja a veces se convierte en una tarea ardua, a la que hay que dedicar tiempo y cariño. A día de hoy, son miles las parejas que buscan consejo profesional para mejorar su situación.

Muchas logran reconducirla y volver a ser felices. Otras, en cambio, deciden separar sus caminos al ser incapaces de encontrar la solución a sus problemas.

¿Por qué  es tan difícil estar en pareja entonces?

En primer lugar, se ha de mencionar que desde el momento en el que dos personas comienzan una relación, cada uno de sus miembros pone en juego toda una serie de creencias, hábitos, rasgos de personalidad y manías que han de encajar o al menos acercarse a las del otro. Cada uno, con sus particularidades, ha de lograr esa unión con el otro para que la relación funcione.

Aquí reside precisamente el gran problema al que todas las parejas han de enfrentarse. Si cada persona viene con su propio “yo” y además con algunos conflictos sin resolver, es más que probable que acabe proyectándolos en el otro, creándose a veces una combinación peligrosa.

Si, por poner un ejemplo, uno de los miembros de la pareja considera que es el otro quien debe resolver sus inseguridades, podemos estar ante el comienzo de toda una serie de malentendidos y disputas que pondrán en jaque la relación.

Por tanto, una de las claves para que una pareja funcione es que cada uno haya hecho anteriormente un profundo trabajo de autoconocimiento. Dicho de otra forma, que reconozca sus dificultades y trabaje para responsabilizarse de ellas, afectando lo menos posible a la otra persona.

Cuando llega el divorcio…

Tal y como mencionábamos anteriormente, en nuestro país existe un considerable aumento en el número de separaciones y divorcios. Esta situación nos confirma que no todas las uniones en matrimonio tienen un final feliz, y que muchas personas han de afrontar esos momentos tan complicados, muchas veces sin saber [...]

Lun, May 03, 2021, Continue reading at the source

A lo largo de la historia, hemos podido ver cómo la sociedad avergonzaba y culpabilizaba a la mujer por tener deseo sexual, generando falsos mitos y tabúes que han afectado a su vida sexual de manera importante.

Tabúes como los habitualmente vinculados a la masturbación o al uso de juguetes sexuales, que hoy podemos encontrar en cualquier tienda erótica, han hecho un daño irreparable a la salud sexual de muchas generaciones.

En su extraordinario libro «El Jardín de los Deseos: La evolución de las fantasías sexuales de las mujeres», la escritora británica Emily Dubberley explora el significado del deseo y descubre nuevas verdades sobre la sexualidad femenina.

En este artículo exploramos algunas de las cuestiones que Dubberley aborda en relación a las fantasías sexuales.

¿Qué es una fantasía sexual?

Las fantasías sexuales pueden tomar muchas formas. Pueden ser susurros de pensamientos que surgen dentro y fuera de la cabeza de una mujer, o narrativas complejas que han evolucionado con el tiempo.

Pueden ser utilizados para la excitación durante el acto sexual, la masturbación, ambos o ninguno, incluso para escapar de la realidad, sin estimulación sexual física en absoluto.

Pueden ser románticas, sensuales, violentas, todo lo anterior o algo completamente distinto. Pueden ser utilizadas para idear relatos eróticos, ya sea como una forma de exhibicionismo intelectual o como un medio de hacer dinero, incluso ambos.

Una fantasía sexual puede ser inspirada por la realidad, puede inspirar a la realidad o podría ser algo que la mujer en cuestión nunca desearía hacer realidad en absoluto.

En resumen, cada mujer tiene su propia experiencia de la fantasía, la definición de su propio mundo interior y de sí misma, y el grado en el que los demás están autorizados a acceder a este mundo varía de mujer a mujer.

Algunas mujeres prefieren mantener sus fantasías en privado. Otras son felices de compartirlas anónimamente, y algunas otras mujeres prefieren la emoción de compartir abiertamente sus fantasías con otras personas.

¿De dónde vienen las fantasías

Nuestras fantasías no tienen necesariamente relación con las cosas que nos gustaría experimentar en la vida real, aunque algunas personas puedan tener fantasías relacionadas con el cumplimiento de un deseo.

Los psicoanalistas sugieren que las fantasías sexuales pueden ser utilizadas por el cerebro para procesar nuestras emociones y experiencias. En este sentido fantaseamos para contrarrestar la ansiedad y el dolor, llevando el placer allí donde [...]

Vie, Abr 30, 2021, Continue reading at the source

El tema de hoy es el último de los eneatipos, el número nueve. A continuación, vamos a tratar de describir sus puntos clave y también sus debilidades, así como aportar algunas ideas acerca de cómo suavizar sus características en aras de una mejor calidad de vida.

¿Cómo es un eneatipo nueve?

Para que lo entendamos de forma clara y sencilla, diremos que un número nueve sería alguien que sigue al pie de la letra la famosa frase cristiana “niégate a ti mismo”. Es decir, hablamos de una persona que prefiere sacrificar su propio yo en aras de una convivencia armoniosa con los demás.

Este aspecto es clave, ya que a raíz de esta especie de invisibilidad, la capacidad de autoafirmación y de exploración del propio deseo de un número nueve es prácticamente nula.

Una de las cosas que más les asusta tiene que ver con los conflictos. Estas personas hacen todo lo posible porque todo marche bien, aún a costa de su propio interés.

De algún modo, para ellos la ira y las desavenencias son aspectos a evitar al máximo, y es por eso por lo que acaban anulándose como personas. Es como si hicieran una especie de pacto con el mundo: “yo me amoldaré a vosotros, pero no quiero tener problemas ni sufrir daño”.

La consecuencia lógica de todo esto es acabar asumiendo que su propia opinión no es importante, y que muchas veces es mejor callar y no expresarla. Es por esto por lo que tienden a ser grandes oyentes, ya que prefieren centrarse en los demás antes que arriesgarse a decir algo que pudiera incomodar.

En relación con lo que antes mencionábamos sobre el deseo, un número nueve por lo general no sabe hacia dónde va. La mejor comparación sería la de una boya flotando en el mar dejándose arrastrar por la corriente, sin la determinación suficiente para tomar las riendas de su propia vida.

Para lograr esto, la capacidad de negación ha de ser importante, pues cada vez que surja un deseo relevante, este ha de ser enterrado.

Para ellos, estar en paz es lo único que importa, y es por eso por lo que muchas veces muestran verdaderas dificultades para decir no. Poner límites y defender lo propio se convierten en una auténtica misión imposible.

¿Cómo se llega a ser un número nueve?

Para que una persona acabe teniendo los rasgos de un número nueve, parece obvio que han debido existir una serie de [...]

Mié, Abr 28, 2021, Continue reading at the source

Hace unos años comenzamos a oír hablar del síndrome FOMO (‘fear of missing out’; en castellano, miedo a perderse algo), una patología psicológica descrita como “una aprensión generalizada de que otros podrían estar teniendo experiencias gratificantes de las cuales uno está ausente”. Este tipo de ansiedad social se fraguó en mayor medida por culpa de las redes sociales, que provocan a muchos una necesidad de estar colgados constantemente de las pantallas para comprobar que no se están perdiendo una oportunidad de interacción social, una experiencia novedosa, una inversión rentable u otros eventos satisfactorios.

Quién debe pagar el wifi de casa y otras dudas sobre el teletrabajoFran Sánchez BecerrilTodavía quedan muchas cuestiones por despejar sobre quién debe sufragar gastos que presencialmente asume la empresa, pero que actualmente cubren los empleados

Aunque naciese de la mano de internet, el coronavirus ha provocado que el FOMO haya alcanzado al mundo laboral. Con la llegada de la pandemia, el teletrabajo se instaló en la vida de muchos empleados, las oficinas se quedaron desiertas y la relación con los compañeros se resintió. A medida que el modelo remoto se mantiene en el tiempo, cada vez más empleados manifiestan sufrir ese temor a estar perdiéndose algo en sus trabajos. “En consulta ha sido más recurrente que aparezcan pacientes con este tipo de síntomas sobre el miedo a estar perdiéndose algo en el trabajo y una necesidad de estar más presente”, ejemplifica a El Confidencial Macarena del Cojo, psicóloga general sanitaria del Instituto Psicológico Cláritas.

Síntomas del FOMO laboral

La psicóloga explica que este miedo a perderse algo surge al no estar en contacto con aquello que nos proporciona seguridad o satisfacción, “como es la aceptación de los demás, ya sea en las redes sociales o como puede ocurrir en el ámbito laboral”.

“El hecho de estar a diario dentro de un ámbito laboral e interactuar con los compañeros de trabajo y jefes nos proporciona una serie de refuerzos positivos sobre nuestros logros y valía. Por lo que en tiempos de pandemia, en los que hemos tenido que trabajar desde casa y no existe ese contacto directo con distintos estímulos laborales, aparecen sentimientos de inseguridad ya que no sentimos esa aprobación de los demás”, señala.

En concreto el FOMO laboral se manifiesta como sentimientos de inseguridad sobre si estás haciendo bien tu trabajo. “Es decir, normalmente se tiene la sensación [...]

Lun, Abr 26, 2021, Continue reading at the source

A lo largo de nuestra vida hay momentos en los que sentimos que todo nuestro mundo se viene abajo y solo podemos echarnos a llorar o a temblar. En muchos casos, esta serie de reacciones emocionales vienen justificadas, pues es inevitable que nos pasen cosas malas. Ojalá todo fuera 'un camino de rosas'. Pero no, la realidad de la vida en pleno siglo XXI para nosotros, los seres humanos, es harto complicada. Pero por otro lado, aunque no tengamos ningún problema, podemos sentirnos agotados emocional y mentalmente, y en caso de que esta serie de sentimientos se cronifiquen, desarrollar algún tipo de trastorno mental como ansiedad o depresión.

La incapacidad de gestionar nuestras propias emociones de una manera saludable puede llegar a ser la causa de estos males tan comunes en el mundo contemporáneo. Llorar de vez en cuando, aunque no haya una razón de peso, puede aportar alivio a las situaciones difíciles. Al final, nuestras emociones tienen un propósito, que no es más que el de brindarnos información sobre nosotros mismos y cómo nos sentimos para tomar decisiones que nos obliguen a cambiar las cosas y actuar. Pero ojalá fuera tan fácil aceptar las emociones tal y como vienen y seguir adelante.

"La persona que no sabe regular sus sentimientos tiene problemas para identificarlos, camina en medio de una 'niebla emocional'"

Una correcta regulación emocional pasa por hacerlas mucho más manejables, pero cuando estas nos abruman y no podemos gestionarlas adecuadamente acaban interfiriendo en nuestro día a día haciéndonos sentir peor. Hay muchas cosas que no podemos controlar, desde una ruptura amorosa, pasando por la pérdida de un ser querido y hasta enfrentarnos a una pandemia como la que vivimos en la actualidad. Pero, ¿qué hacer cuando todas estas cosas se acumulan y no podemos pensar con propiedad, sino con miedo y angustia ante lo que ocurre?

La terapia dialéctica conductual

Una de las técnicas más desarrolladas de la psicología y psiquiatría para tratar de corregir esta desrregulación emocional es la de la terapia dialéctica conductual (DBT, por sus siglas en inglés), dirigida a aquellas personas que poseen un mayor nivel de sensibilidad emocional o sentimientos más intensos. Desarrollada en 1993 por la psicóloga estadounidense Marsha Linehan, se usa para abordar trastornos como el de Límite de Personalidad, así como para frenar la impulsividad e inestabilidad que pueden conducir a experimentar pensamientos suicidas.

"¿Cuál fue el último acontecimiento que provocó esa [...]

Lun, Abr 26, 2021, Continue reading at the source

Aunque algunos crean que el arrepentimiento evita que se repita un error, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Noruega de Ciencias y Tecnología señala que no tiene por qué ser así. Además, los expertos vieron que los sujetos de su informe que mantuvieron una relación casual de una noche no siempre se lamentaron por las mismas razones.

Leif Edward Ottesen Kennair, el psicólogo clínico que encabezó el estudio, contó a Health Day que “los participantes [del estudio] seguían con el mismo tipo de conducta sexual y manteniendo un nivel similar de arrepentimiento” en cada relación de una noche. De entre todos los analizados, los científicos vieron que las mujeres tienden a lamentar la forma en que actuaron en el último encuentro casual. Por su parte, los hombres suelen arrepentirse de no haberlo aprovechado lo suficiente.

VIH, sexo y suicidio: la evolución de la sociedad a través de sus tabúesJavier MelguizoLos expertos consultados coinciden en que esa pregunta aborda un supuesto inalcanzable para la sociedad: "Siempre va a haber cuestiones de las que no se puede hablar"

Los especialistas han identificado este patrón al ver el mismo arrepentimiento en las personas de su correspondiente género como consecuencia del sexo casual. Sin embargo, algo que también observaron Kennair y sus colegas es que este lamento trae consigo lo que llaman “emociones funcionales”. Estos sentimientos llegan en forma de repugnancia, que protege de las infecciones, y de miedo ante un peligro.

Más difícil de modificar

Según el estudio del equipo de Kennair, las personas mantienen relaciones de una noche pese al posterior arrepentimiento porque es un comportamiento que cambia según la personalidad. Por tanto, la forma de ser de los individuos es una variable mucho más difícil de modificar que un lamento breve o prolongado. El experto en psicología afirma que la mayoría de las personas actúan dependiendo de su humor, por lo que pueden repetir sus acciones. Independientemente de cómo se sientan después.

"Quizás sería inteligente pensar en lo que lamentamos de la vida cotidiana"

Al igual que las emociones son flexibles, el arrepentimiento es un tipo de sentimiento que puede variar. Esta flexibilidad implica que se produzcan cambios según las condiciones de las experiencias de las personas. Kennair ya ha hecho referencia en anteriores artículos a algo que ha demostrado con su estudio. Para él, “quizás sería inteligente pensar en lo que lamentamos de la vida cotidiana, y en [...]

Dom, Abr 25, 2021, Continue reading at the source

Enlace permanente a este artículo: https://noticias-psicologia.cpaaronbeck.com/noticias-psicologia-clinica-comunicacion/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.