Noticias de psicología clínica en otros medios

Listado de las principales noticias sobre la psicología clínica en otros medios

Esta sección se elabora con diferentes algoritmos que de forma aumática tratan de seleccionar noticias relevantes en medios de comunicación de caracter generalista.

 

Todos padecemos ceguera decisional, aunque normalmente no nos damos cuenta. Si nos preguntan por qué hemos tomado determinadas decisiones en nuestra vida, es probable que brindemos explicaciones muy convincentes. Estamos seguros de conocer nuestros motivos y razones. Sin embargo, los experimentos psicológicos demuestran que en muchos casos creamos esas razones ad hoc y a posteriori. O sea, nuestro conocimiento sobre los motivos que nos empujan a tomar una decisión y no otra no es tan sólido ni racional como pensamos.

¿Qué es la ceguera decisional?

El concepto de ceguera a la elección, como también se conoce a este fenómeno, hace referencia a un sesgo que nos impide reconocer que en muchas ocasiones no somos plenamente conscientes de las razones que nos llevan a tomar determinadas decisiones. Sin embargo, el mero hecho de pensar que hemos tomado esas decisiones nos “obliga” a buscar argumentos para defenderlas. En práctica, padecemos una ilusión de introspección que nos lleva a pensar que conocemos muy bien los orígenes de nuestras emociones, pensamientos, decisiones y comportamientos, cuando en realidad no es así.

Los sorprendentes experimentos que dejan al descubierto nuestra ceguera a la elección

En 2008, Petter Johansson y Lars Hall llevaron a cabo un curioso experimento. Reclutaron a 20 jóvenes, a quienes les mostraban un par de rostros femeninos, como los que aparecen a continuación, para que eligieran el que les parecía más atractivo.

Luego los psicólogos hicieron un truco y cambiaron la elección de los participantes, pidiéndoles que explicaran por qué habían elegido ese rostro. Asombrosamente, menos del 30% de los sujetos notaron que habían cambiado la imagen. De hecho, en una tarea de memoria posterior, solían recordar la elección manipulada como propia.

Eso significa que, aunque tengamos ciertas preferencias visuales, nuestro cerebro no siempre es capaz de recordarlas. “A menudo no nos damos cuenta de los cambios que se producen en el mundo, aunque tengan consecuencias para nuestras propias acciones”, apuntaron los investigadores.

Dos años más tarde un grupo de psicólogos de la Universidad de Lund llevaron más lejos este experimento sobre la ceguera decisional. En este caso no se limitaron al mundo visual, sino que lo extendieron al gusto y el olfato. Los psicólogos fingieron ser consultores independientes que querían evaluar la calidad de la mermelada y el surtido de té de una tienda y pidieron a 180 personas que los ayudaran. 

Pidieron a los participantes que se concentraran en el sabor de la mermelada y el olor del té [...]

Vie, May 14, 2021, Continue reading at the source

La compensación es un mecanismo de defensa que todos usamos, a menudo sin darnos cuenta. De hecho, la compensación positiva nos puede ayudar a superar nuestras dificultades y deficiencias alcanzando un nivel de funcionamiento óptimo, pero la compensación negativa puede reforzar un sentimiento de inferioridad que termina siendo muy dañino y nos impide crecer como personas. La manera en que usemos la compensación determinará si se trata de un mecanismo de defensa dañino o una estrategia de optimización inteligente.

¿Qué es la compensación en Psicología?

En Psicología, la compensación es un mecanismo que usamos para equilibrar nuestro rendimiento y/o la imagen que tenemos de nosotros mismos o que queremos proyectar. Desarrollamos determinadas cualidades, competencias y fortalezas para compensar nuestras deficiencias o debilidades, ya sean reales o imaginarias.

Sigmund Freud fue un paso más allá. Según su teoría psicoanalítica, la compensación sería un mecanismo de defensa que nos impide darnos cuenta de nuestras deficiencias y debilidades. En cambio, Alfred Adler tenía otro concepto de compensación puesto que la veía como un esfuerzo natural en todas las personas dirigido a superar su complejo de inferioridad.

Lo cierto es que los ejemplos de compensación cotidianos no faltan. Muchas personas excesivamente volcadas en su trabajo pueden estar compensando una vida familiar o social profundamente insatisfactoria. Personas obsesionadas con su físico pueden estar compensando sus escasos logros profesionales. Un fumador puede compensar su mal hábito intentando comer sano y haciendo ejercicio. Una persona que siente que no tiene control sobre su vida puede compensarlo intentando controlar a los demás.

Centrarse en esa “fortaleza” les hace sentir particularmente orgullosos y les ayuda a olvidar o esconder las “sombras” de las que se avergüenzan. Así pueden mantener una imagen positiva de sí mismos. Sin embargo, esa imagen es muy frágil y vulnerable.

De la compensación a la sobrecompensación

La compensación en sí misma no es un problema. De hecho, nuestro cerebro está programado de manera natural para compensar las pérdidas de las funciones que puedan producirse debido a una lesión o enfermedad. El concepto de reserva cognitiva hace referencia precisamente a la plasticidad funcional de nuestro cerebro, la cual permitiría a las neuronas reestructurarse para suplir las funciones que desempeñaba el tejido dañado o destruido.

El fenómeno de la optimización selectiva con compensación es otro un ejemplo de compensación positiva muy interesante. Consiste en la tendencia natural a recurrir cada vez más a la experiencia optimizando, seleccionando y aplicando las estrategias más eficaces para [...]

Jue, May 13, 2021, Continue reading at the source

De acuerdo a una nueva investigación internacional dirigida por la Universidad de Göttingen, los seres humanos pueden mostrar ciertos aspectos de su personalidad mediante el tono de su voz. Por ejemplo, los tonos más bajos se relacionan con una personalidad dominante, más extrovertida e incluso indican la disposición a comportamientos sexuales que huyen de los compromisos formales.

Según una nota de prensa, otras categorías relacionadas con la personalidad también podrían tener una relación directa con la voz, como la amabilidad o la franqueza. La investigación incluyó datos de más de 2000 participantes, y entre las conclusiones los científicos destacaron que no se observan diferencias en los resultados de hombres y mujeres.

¿Cuántas veces imaginamos o «intuimos» las características físicas de una persona, su edad o su personalidad solamente escuchando su voz por teléfono? Esta habilidad ha sido ahora motivo de una investigación, que ha buscado revelar los misterios por los cuales ciertos tonos de voz se relacionan con aspectos de la personalidad humana.

Tono de voz y comportamiento sexual

Dentro de los alcances del estudio, publicado en la revista Journal of Research in Personality, destaca el trabajo en torno a una categoría que los especialistas denominaron «sociosexualidad». El concepto hace referencia a personas con una mayor predisposición a los encuentros sexuales ocasionales y, en definitiva, al mantenimiento de relaciones que no requieren compromisos. Dicha condición parece potenciarse en quienes poseen un tono bajo de voz.

Además de la «sociosexualidad», los científicos buscaron hallar relaciones entre la voz y otros aspectos de la personalidad, como el grado de extroversión o introversión. Esta categoría hace referencia a la disposición de un individuo para comunicarse más hacia el exterior y buscar una vida social activa (extroversión) o, por el contrario, orientarse más hacia sus necesidades internas y reducir el contacto social (introversión). En este caso, nuevamente el tono bajo de voz marcó un carácter más extrovertido.

Tema relacionado: Los sonidos de nuestra voz nos delatan.

Definiendo personalidades

También trabajaron a partir de las grabaciones aportadas por los voluntarios sobre cuestiones como la seguridad y el dominio, una característica que se ve potenciada en las personas con tonos bajos de voz, al igual que en las otras categorías analizadas.

La amabilidad, la apertura a vivir nuevas experiencias y la franqueza fueran otras condiciones de la personalidad humana que se sometieron a análisis, pero en estos casos no se hallaron relaciones tan directas con el tono de voz [...]

Jue, May 13, 2021, Continue reading at the source

Un grupo interdisciplinario de investigadores de la Universidad de Florida Central ha logrado desarrollar un sistema de aprendizaje profundo que es capaz de identificar el sarcasmo y la ironía en las redes sociales. El nuevo modelo optimiza la comunicación, al arrojar luz sobre las motivaciones reales que subyacen en cada mensaje.

Las redes sociales han cambiado nuestra vida en los últimos años. Según datos de IAB Spain, en 2021 los españoles utilizan hasta 5 redes sociales diferentes al mes. El 45% de los usuarios reconoce que estas plataformas influyen directamente en sus decisiones de compra. Además, un 85% de la población española de entre 16 y 70 años de edad usa redes sociales con asiduidad.

Para las empresas, esta realidad social ha transformado en una obligación la puesta en marcha de canales de comunicación y comercialización a través de las redes sociales. Los mismos requieren de un feedback o retroalimentación de los consumidores, mediante comentarios o mensajes que marquen la aceptación o rechazo a cada una de las propuestas, productos o servicios.

A pesar de esto, uno de los grandes cuellos de botella de la comunicación digital para las empresas y organizaciones es el sarcasmo y la ironía en los mensajes escritos, que dificulta la comprensión de las necesidades de los usuarios en las redes sociales. Algo similar sucede al intentar una comunicación interpersonal en estas plataformas: en muchas ocasiones, el sarcasmo y la ironía pueden complicar las relaciones y el diálogo.

Una solución inteligente

Ahora, el nuevo esquema de Inteligencia Artificial desarrollado por los investigadores estadounidenses resuelve este problema, identificando este tipo de expresiones en los mensajes en las redes sociales. Según una nota de prensa, de esta forma se puede captar con mayor precisión la esencia de aquello que quiere comunicar el usuario.

Como el sarcasmo y la ironía son formas de comunicación emocional y generalmente se manifiestan mediante gestos o inflexiones vocales, es muy complejo detectarlas en textos escritos. Sin embargo, a través del sistema de aprendizaje profundo los especialistas pudieron crear una herramienta que aprende a identificar estos sentimientos.

El aprendizaje profundo es una de las variantes más prometedoras de la Inteligencia Artificial, teniendo en cuenta que admite el trabajo con una mayor cantidad de capas de información en forma simultánea. Al mismo tiempo, estos sistemas son capaces de aprender de sus propios errores y mejorar así los procesos. Teniendo en cuenta estas condiciones, es un esquema [...]

Mar, May 11, 2021, Continue reading at the source

Como ávido lector de esta web, habrás podido comprobar que a los psicólogos nos encanta estudiar el comportamiento humano. Tal es así, que no son pocos los estudios e investigaciones que se han realizado con idea de avanzar en el conocimiento y extraer conclusiones que puedan ser útiles para el conjunto de la sociedad.

Hoy vamos a hablar acerca de un tipo de experiencia que tiene mucho que ver con las expectativas que nos creamos, las cuales en numerosas ocasiones han demostrado ser realmente importantes en relación con los posteriores resultados.

¿En qué consiste el efecto nocebo?

Quizá esta palabra te resulte un poco extraña, incluso es posible que no la hayas oído nunca. En su lugar, es más probable que hayas oído hablar acerca de su hermano gemelo: el conocido efecto placebo.

En él, una persona que espera obtener un determinado resultado favorable tras una determinada acción terapéutica (por ejemplo tomar una pastilla), la cual es en sí misma inerte, acaba manifestando la tan esperada mejoría.

En el caso del efecto nocebo ocurre justo lo contrario. Si a una persona, por ejemplo, se le aplica una crema basada en una solución inocua pero se le informa con cierta seriedad y credibilidad de que es muy probable que a los pocos minutos comience a experimentar picor o alguna otra sensación negativa, la persona en cuestión muy probablemente acabará notándolo.

Si además, este pequeño teatro se adorna con palabras clave como “estudio científico”, “efectos secundarios” o “investigación”, las probabilidades son aun mayores.

Efecto nocebo y expectativas

El efecto nocebo ha sido menos utilizado en el campo de la medicina que el placebo. A pesar de ello, no son pocos los estudios en los que se ha confirmado su existencia.

Como decíamos anteriormente, el ser humano está diseñado para ver lo que espera ver, y sentir lo que espera sentir. Es decir, el valor de las expectativas es enorme, y esto es algo en lo que estarían influyendo tanto nuestras creencias como nuestro aprendizaje.

Si nos remitimos a los más sencillos experimentos de condicionamiento clásico, los famosos perros de Pavlov ya salivaban al oír la campana que sonaba como preludio a la aparición de la comida.

En el caso que nos ocupa, si una persona realmente espera percibir una serie de efectos o síntomas tras la aplicación de alguna medida terapéutica, los acabará experimentando en mayor o menor medida.

Aquí, además de las expectativas, estaría jugando un papel fundamental un término muy interesante [...]

Lun, May 10, 2021, Continue reading at the source

Un circuito hecho con transistores orgánicos electroquímicos es capaz de aprender como el perro de Pavlov. Forma de pensamiento primaria, pero pensamiento, al fin y al cabo. Además, el estudio tiene tantas y tan poderosas resonancias que vale encarecidamente la pena echarle un ojo. Lo que conocemos por ordenador o computadora está en plena fase de cambio hacia algo mucho más complejo y bello.

Se ha dicho de esta innovación que su resultado es la creación del primer circuito electrónico capaz de pensar como lo hace el cerebro humano. Y esto, sin dejar de tener una base de verdad, es también una exageración.

Ahora bien, no por ello esta innovación carece de interés. Lo tiene y profundo. Eso sí, como suele ocurrir, adquirir una idea nítida sobre cuál es su interés requiere mirar un poquito dentro del asunto y, sobre todo, establecer su contexto.

El artículo que informa de esta innovación, publicado en Nature Communications, establece un primer diseño experimental de un circuito hecho con lo que se ha venido llamando «transistores orgánicos electroquímicos» en el que, en efecto, se ha conseguido un comportamiento de tipo aprendizaje asociativo. En otras palabras, un aprendizaje como el del perro del experimento de Pavlov que, para bien o para mal, sentó las bases de la psicología conductista.

El circuito es extraordinariamente sencillo. Hasta el punto de poder resultar decepcionantemente sencillo. Pero que eso no nos engañe. Posee la importancia de ser una gran prueba de concepto: Nos muestra el que podría ser el (o un) ladrillo fundamental con el que construir circuitos orgánicos mucho más grandes que posean comportamientos adaptativos complejos por medio de aprendizaje asociativo.

Las resonancias de este trabajo son muchas y muy interesantes. Veámoslas.

Resonancias

En términos generales, entronca con los caminos que durante los últimos treinta años se han ido abriendo en esas nuevas-tecnologías-de-antigüedad-milenaria que llamamos tecnologías de la información. Tan antiguas como las primeras civilizaciones humanas por el sencillo motivo de que estas, sin ellas, no habrían sido posibles.

Perdónenme la heterodoxia. No deja de ser una provocación en el sentido de Edward de Bono («provocative operation» o «po»). A veces la utilizo en clase.

Por ejemplo, el artículo en cuestión nos habla de la superación del silicio como paradigma físico de los «cerebros electrónicos», tal y como en tiempos se llamó a los ordenadores o computadoras. Un nombre con aires de pelo afro y película de los 70 y que, en mi opinión, podría ser muchísimo [...]

Dom, May 09, 2021, Continue reading at the source

Enlace permanente a este artículo: https://noticias-psicologia.cpaaronbeck.com/noticias-psicologia-clinica-comunicacion/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.