Revisión de la eficacia del tratamiento psicológico de la fobia social

Mujer abstraidaEn el último número de la Revista Psicothema se recoge un nuevo estudio sobre la eficacia del tratamiento cognitivo-conductual para la fobia social en un contexto clínico, realizado por Francisco Labrador y Francisco Ballesteros, de la Universidad Complutense de Madrid.

El tratamiento cognitivo-conductual para la fobia social se basa principalmente en la aplicación de las técnicas de exposición en la imaginación y en vivo y técnicas cognitivas. Para más información sobre este protocolo consultar el siguiente curso de fobia social. Se trata de un protocolo que se encuentra bien establecido y cuya efectividad, medida con la d de Cohen de tamaño de efecto, se sitúa en valores que van de 0.8 a 1.1

En el estudio se pretendía evaluar el nivel de efectividad de este tratamiento, dentro de un contexto clínico que cabría encuadrar como cercano al de una consulta de psicología en la que los pacientes han de pagar directamente las consultas.

La muestra inicial estaba compuesta por 71 pacientes, de los cuales el 24.5% abandonaron el tratamiento y el 11.3% se dieron de baja. Cabe entender que los pacientes que abandonaron el tratamiento son aquellos que lo comenzaron y no mostraron adherencia al tratamiento, y que los que se dieron de baja, lo hicieron por motivos económicos u otros motivos de similar índole. Parece ser (no se aclara en el estudio de forma suficiente) que la fase de evaluación era gratuita y la de tratamiento de pago, por lo que este porcentaje de abandono y de baja, en gran medida se puede ver afectado por el condicionante económico. Los resultados presentados en el estudio son los referidos al 64.2% restante.

La muestra estaba formada principalmente por mujeres (63.4%), solteras (80.3% del total) y estudiantes (59.2% del total), cuya edad media era de 27.82 años.

El tratamiento fue aplicado por psicólogos/as con al menos un máster en psicología clínica y al menos 1 año de experiencia en la aplicación de protocolos congnitivo-conductuales.

El promedio de sesiones de tratamiento (que son diferenciadas de las de evaluación) fue de 16 sesiones. La eficacia del tratamiento se midió con el SAD (Escala de Evitación y Malestar Social), el FNE (Escala de Temor a la Evaluación Negativa) y el BDI-II (Inventario de Depresión de Beck – II), encontrándose tamaños de efecto significativos: que 1.96 (SAD), 1.78 (FNE) y 1.76 (BDI). Estos tamaños de efecto son similares a los encontrados en estudios previos.

Los resultados de este estudio muestran que cuando se consigue una adherencia al tratamiento adecuada, la eficacia del tratamiento cognitivo-conductual está bien establecida. Se estima que el coste medio por paciente del tratamiento es de unos 960 euros, que aunque teniendo en cuenta la gravedad del trastorno, puede ser juzgado a priori como un coste bajo, si limita seriamente el porcentaje de la población que puede acceder a este tratamiento. Este coste habría que compararlo con el del tratamiento farmacológico, para poder establecer la eficiencia del tratamiento, en términos de recursos económicos.

Más información: Psicothema

Enlace permanente a este artículo: http://noticias-psicologia.cpaaronbeck.com/2011/12/revision-de-la-eficacia-del-tratamiento-psicologico-de-la-fobia-social/