La OMS publica un informe para dar una visión global del suicidio

who-logo-es[1]La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de publicar un informe mundial sobre la problemática que supone el suicidio y llamando la atención sobre medidas concretas para reducir su incidencia, teniendo en cuenta que el 75% de los casos de suicidio se dan en países con índices de ingresos bajos o medios.

Según este informe, anualmente en el mundo 800.000 personas se quitan la vida, lo que supondría hablar de un suicidio cada 40 segundos. Destacan el hecho de que la mayoría de estos suicidios se podrían haber prevenido.

Todavía existen países que no cuentan con planes específicos de acción para prevenir el suicidio. Se tiene evidencia que limitar el acceso a las armas, pesticidas o venenos, favorece la reducción del número de suicidios.

A pesar de que el suicidio se da en todos los grupos de edad, están en mayor riesgo los mayores de 70 años y los más jóvenes, siendo la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.

Los medios de comunicación también desempeñan un papel importante en la prevención del suicidio. Es importante hablar de este tema de una forma científica e informativa. Resulta contraproducente caer en el sensacionalismo, el lenguaje efectista o destacar detalles macabros.

Los profesionales sanitarios también desempeñan un papel importante en su detección precoz, en el tratamiento de los trastornos mentales asociados y en el seguimiento de los casos en los que hay ideación suicida o intentos fallidos de suicidio. En este sentido es importante considerar como un problema real el hecho de que una persona se quiera suicidar y no caer en simplificaciones. También resulta importante que se coordinen profesionales de diferentes ámbitos que pueden estar en contacto con una persona que quiere suicidarse, en concreto profesionales del ámbito de la educación, policial, laboral, judicial o servicios sociales.

El informe de la OMS pretende dar una visión global del problema del suicidio y dar pautas específicas para prevenirlo de forma eficaz.

Para ello es importante considerar el suicidio como un problema real: eliminar los medios a través de los que la persona puede dar fin a su vida y al mismo tiempo escuchar las razones que tiene para tomar tal decisión y en la medida de lo posible dar vías eficaces/alternativas más constructivas para salir de la situación de angustia, desamparo y desolación en la que se encuentra.

Enlace permanente a este artículo: http://noticias-psicologia.cpaaronbeck.com/2014/09/oms-informe-vision-global-suicidio-3094/