«

»

Imprimir esta Entrada

Aaron Beck premiado por sus investigaciones en el campo de la esquizofrenia

Aaron T Beck

Aaron T. Beck

El Dr. Aaron T. Beck, recibió el premio Edward J. Sachar 2011-2012 de la Universidad de Columbia, por sus investigaciones pioneras en el tratamiento cognitivo-conductual de los síntomas negativos de la esquizofrenia. Recibió el premio de manos del Dr. Eric R. Kandel (premio nobel de medicina), que se refirió a él como el contribuidor más importante y original a la psicoteria y la psiquiatría de los últimos 50 años.

Aaron Beck ya era una figura destacada de la psicología clínica por sus aportaciones al estudio de los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad, dentro de un enfoque cognitivo-conductual, configurando lo que luego vino a denominarse terapia cognitiva.

El presente premio pretende destacar la gran relevancia de sus últimas aportaciones dentro de un terreno tan difícil como los síntomas psicóticos de la esquifrenia, donde hasta ahora el único tratamiento disponible era exclusivamente farmacológico.

El tratamiento cognitivo-conductual de los síntomas psicóticos lo inció Aaron T. Beck en los años 50 y no fue hasta los años 90 en que ya se estableció como un tratamiento integrado que se podía combinar con el tratamiento farmacológico. La aportación de Beck se basa en considerar que las personas con esquizofrenia presentan una serie de disfuciones en el procesamiento de la información que configurar una vulnerabilidad cognitiva. En concreto se enseña al paciente a desarrollar alternativas más realistas a las creencias vinculadas a los delirios y las alucionaciones, de su significación, intención y otras dimensiones de contenido. El tratamiento de los síntomas negativos se centra en la adquisión de nuevos intereses y recuperación del nivel de actividad del paciente, mediante la realización de actividades gratificantes. También se recurre a la psicoeducación para mejorar el conocimiento de la enfermedad y la adherencia al tratamiento, incidiendo también sobre creencias irracionales o prejuicios que el paciente haya podido interiorizar.

En el acto de recepción del premio, Aaron T. Beck resumió sus últimas investigaciones entorno al tratamiento de los síntomas negativos. Su propuesta se basa en que en el desarollo y mantenimiento de los síntomas negativos, junto a los factores neurobiológicos, desempeñan un papel importante las evaluaciones cognitivas y las creencias. Este modelo cognitivo de los síntomas negativos se basa en una formulación de diátesis-estrés: se propone la existencia una serie de rasgos predisponentes que van desde la personalidad premorbida hasta la sintomatología negativa en toda regla, en el que se incorpora como rasgos las actitudes negativas acerca de las habilidades sociales y desempeño en general, y las bajas expectativas de placer y éxito en las actividades orientadas hacia objetivos. Se propone que los síntomas negativos representan un patrón de compensación y desvinculación, en respuesta a las ideas delirantes amenazantes, la amenaza social, y el fracaso anticipado de las tareas y actividades sociales. Uno de los aspectos psicológicos de esta inercia motivacional y de comportamiento, parece ser la percepción del paciente de que tiene escasos recursos psicológicos, una percepción que le lleva a conservar la energía, reduciendo al mínimo la inversión en actividades que requieren esfuerzo.

Para saber más:

Enlace permanente a este artículo: http://noticias-psicologia.cpaaronbeck.com/2012/02/aaron-beck-premiado-esquizofrenia/