Respuesta de empatía en ratas

Rata Wistar, la utilizada normalmente en los estudios

Rata Wistar, la utilizada normalmente en los estudios experimentales

Según un reciente estudio publicado en Science y dirigido por Inbal Ben-Ami Bartal, profesora de psicología de la Universidad de Chicago, las ratas parecen ser capaces de ponerse en el lugar de sus compañeras. Este comportamiento sólo se había observado previamente en primates.

En el estudio se introducía una rata en un cilindro que fácilmente podía ser abierto girando su tapón. Otra rata permanecía fuera del cilindro pero en la misma jaula. La rata encerrada reaccionaba de forma agitada intentando salir y moviéndose rápidamente. La otra rata tras analizar la jaula, procedía a intentar liberar a su compañera encarcelada y mostraba también un comportamiento agitado, produciéndose lo que podría considerarse como un “contagio emocional“.  Esta reacción sólo se observaba cuando había una rata en el cilindro pero no cuando el cilindro estaba vacío o había un objeto.

La ratas aprendieron rápidamente a liberar a sus compañeras, y antepusieron ayudar a su compañera a obtener un refuerzo (comer un señuelo de chocolate). En concreto, a pesar de que las ratas libres tenían posibilidad de comerse ellas solas todo el sueño, primero liberaban a su compañera y posteriormente compartían el chocolate.

El contagio emocional se encontró con mayor frecuencia en las ratas hembras

Otro resultado interesante del estudio es el hecho de que la respuesta de contagio emocional se observaba en mayor proporción en ratas hembras que en ratas machos.

El contagio emocional es una forma más simple de empatía y el hecho de que esté presente en ratas indicaría que se trata de un patrón de respuesta básico que igualmente estaría presente en otras especies menos evolucionadas. Es importante indicar que cabe la posibilidad de que la respuesta de liberación se produjera no tanto por el hecho de que se contagiara la agitación sino por el hecho de que la rata libre vislumbrara la posibilidad de percibir un refuerzo importante con la liberación de la rata encarcelada, como puede ser la posibilidad de copular.

Un análogo experimental, consiste en la creación en el laboratorio de un fenómeno o situación experimental equivalente (análoga) a un fenómeno natural de interés, en el cual se supone que los resultados del experimento podrán generalizarse a las manifestaciones (naturales) de dicho fenómeno.

Como en otros estudios con análogos experimentales, resulta importante diferencia entre “contagio emocional” y “empatía”, entendiendo la primera como un análogo experimental de la empatía. Por análogo experimental se entiende la creación en laboratorio de una situación experimental equivalente a otra situación que se da de forma natural y que resulta de gran interés, de tal manera que se entiende que los resultados que se puedan obtener en la situación experimental se puedan generalizar a la natural. En este sentido, este análogo de la empatía ofrece grandes oportunidades para estudiar de forma experimental la empatía.

Para más información acerca de los análogos experimentales consultar el curso: “Análisis Funcional y Planificación del Tratamiento Psicológico

 

Enlace permanente a este artículo: http://noticias-psicologia.cpaaronbeck.com/2011/12/respuesta-de-empatia-en-ratas/